Viernes, 08 Junio 2018 13:54

¿Por qué y cómo limpiar los cepillos del pelo?

Escrito por
Valora este artículo
(4 votos)

Imagina esta escena que muchas veces se repite a diario en muchas casas, y que yo conseguí cortar con una sencilla explicación, con lo que lo he arreglado para siempre: Yo tengo dos hijas adolescentes y a menudo los cepillos no estaban lo limpios que deberían. Entonces les argumenté a mis hijas:

“Imaginad que termináis de lavar vuestro pelo. Todo es agradable y limpio. Y luego cogéis vuestro cepillo o peine que habéis usado infinidad de veces y lo usáis en vuestro pelo recién lavado. Pensad en eso por un momento. Acabas de mezclar, el cepillo con restos de producto y otras partículas que se quedan día a día en el cepillado, pequeñas partículas de caspa, residuos de producto, pelos viejos, etc. con tu cabello recién limpio. Ahora no está tan limpio como crees. Ahora lo tenéis pegado a vuestro pelo limpio”. Fue súper efectivo, ahora los cepillos los mantienen siempre limpios.

 

Todos nos lavamos el pelo, incluso con una excesiva frecuencia. Nos encanta mimar nuestro pelo pero muchas veces te olvidas de que tu cepillo también necesita cuidados de vez en cuando.

¿Cómo limpio los cepillos?

 

Los cepillos recogen restos de suciedad, piel muerta, residuos de los productos cosméticos, y por último, pelo viejo y grasa natural del pelo. Puede que no parezca un gran problema, pero los cepillos y peines limpios afectan a la forma final cuando nos peinamos. Aquí hay algunos consejos muy valiosos para mantener sus cepillos y peines limpios y trabajar con ellos como nuevos:

1. Quitar el cabello muerto o viejo.

Primero, quita todo el pelo con tus dedos o un palillo de dientes. También puedes mojar el cepillo y peinarlo debajo del agua, esto suavizará los restos y sería fácil para ti quitárselos.

2. Remoja el cepillo.

Para los restos de pelo y suciedad, sumerge el cepillo en agua tibia con un poco de champú o detergente. El agua tibia y el detergente suavizarán la suciedad en las cerdas del pelo. También puedes usar vinagre y bicarbonato de sodio para limpiar cepillos y peines. Vierte media taza de vinagre en media taza de agua tibia y moja todos los cepillos y peines en ella, durante aproximadamente media hora.

 

Hay una excepción, si decidimos limpiarlos con bicarbonato de sodio. No debes sumergir ciertos tipos de cepillos durante mucho tiempo. En concreto: El cepillo de fuelle, los cepillos de cuerpo de madera, y los cepillos de cerdas naturales. Si permites que el agua atraviese el orificio de ventilación en los cepillos acolchados erosionará la amortiguación del cepillo más rápido y reducirá su vida útil. Un cepillo o peine de madera puede hacer que la madera absorba agua y puede dañar el acabado y hacer que el cuerpo del cepillo se hinche. Los cepillos de cerdas de jabalí naturales absorben la humedad, al igual que otros tipos de cabello natural, por lo que las cerdas se pueden torcer si se humedecen en demasía.

3. Toma una toalla de algodón limpia, para secar tanto peines como cepillos.

 

¡Has terminado! Tus cepillos y peines ahora están limpios.

Visto 2495 veces Modificado por última vez en Viernes, 08 Junio 2018 14:35

Medios

Inicia sesión para enviar comentarios