Jueves, 14 Noviembre 2013 20:21

Cómo cuidar la aparición de estrías

Escrito por Beatriz del Castillo
Valora este artículo
(0 votos)

Están muy relacionadas con esos momentos en los que tu cuerpo pierde o gana mucho peso: embarazo, dietas... Lógicamente, si se obliga a la piel a estirarse y dar de sí como un globo hinchado, como sucede durante la gestación o al ganar mucho peso, es fácil que ésta se rompa y desgarre, provocando la aparición de estrías. Pero hay hombres y  hombres y mujeres que las ven aparecer sin que se hayan dado ninguna de estas condiciones.

Las estrías también se producen en personas con predisposición hormonal a sufrirlas, incluso si no han ganado un solo gramo. Este es un fenómeno especialmente frecuente en la adolescencia. La única forma de prevenirlas es masajear la zona afectada a diario, mantener la piel muy bien hidratada con cremas untuosas y emolientes para potenciar su elasticidad y, en caso de aparición, evitar exponer esa área al sol durante al menos seis meses para que la cicatriz no se haga más notoria.

¿Cómo prevenirlas?

1. Hidratar en profundidad la piel desde la preadolescencia y, sobre todo, durante el embarazo con cremas específicas. Los cosméticos que contienen rosa de mosqueta o aceite almendras han demostrado ser muy efectivos para ayudar a reparar tejidos dañados. Aplicar a diario con suaves masajes circulares.

Para combatir la flacidez y las estrías que surgen de una vida sin mucho ejercicio recomendamos Body Sculpt de Skeyndor. Ya no solo para mujeres, sino que los hombres también la pueden usar.
Y para prevenir las estrías nada mejor que después de la ducha usar un aceite como los que nos propone Alqvimia.

2. En el caso de las mujeres, utilizar siempre sujetadores adecuados que ofrezcan un buen soporte, sobre todo en el caso de que se haga deporte.

3. Mantener una alimentación equilibrada y saludable.

4. Evitar cambios bruscos de peso. Si se sigue una dieta, contar siempre con el asesoramiento de un especialista en nutrición y dietética.

5. Beber mucha agua. Así, hidratamos la piel desde dentro, favoreciendo así su elasticidad.

6. Practicar ejercicio de forma regular y controlada.

 

Información adicional

Visto 5333 veces Modificado por última vez en Lunes, 26 Marzo 2018 14:01
Inicia sesión para enviar comentarios